4 comentarios

La Cadena de Suministro del mañana

Recientemente se han publicado dos estudios que versan sobre las tendencias en la Cadena de Suministro para el futuro (2016-2020).

En uno de ellos participan Cap Gemini y un grupo de las principales compañías globales (empresas de producción de bienes de consumo, retailers y DHL representando a los operadores logísticos) y se centra en la transformación de la cadena de valor para 2016.

El segundo estudio fue encargado por Deustche Post DHL y es un estudio siguiendo el método Delphi (encuestas a 900 clientes y estudio de 81 tesis doctorales), el cual hace una mirada al futuro (2020) identificando las nuevas necesidades y posibilidades, y el nuevo modelo de industria, basados en la tipología de consumidores que tendremos en 10 años y sus nuevos comportamientos.

El presente artículo analiza el impacto que esas tendencias tendrán en la cadena de suministro.

¿Cómo será la nueva cadena de valor?

La nueva cadena de valor buscará la reducción significativa del Lead Time en toda la cadena, a la vez que mejorar  la sincronización entre demanda y producción, compartir información estandarizada y flexible en tiempo real y por supuesto dar respuesta a la emergente compra en casa y distribución de barrio, todo ello aplicando las nuevas medidas regulatorias para proteger el medio ambiente.

Hay una serie de factores que provocan este cambio, el principal de ellos es el comportamiento del cliente, tendremos clientes más interactivos y nuevos canales como Internet los cuales implican entregas en casa y distribución de barrio. En paralelo habrá un cambio en el flujo del producto ya que se requerirá un nuevo diseño para acceder a áreas urbanas, evitar las congestiones de tráfico, contaminación, etc… Todo ello soportado por el flujo de Información ya que las cadenas de suministro van a  ser más complejas y la información compartida y la colaboración van a ser claves para dar respuesta a la nueva demanda.

Además hay aspectos externos que afectan poderosamente:

  • Económicos:  Nuevos mercados y nuevo equilibrio económico.
  • Ecológicos : Sostenibilidad y escasez de recursos naturales.
  • Demográficos: Envejecimiento de la población y crecimiento urbano.
  • Regulatorios : Nuevas leyes.
  • Tecnológicos : Avances tecnológicos.

Ante este entorno es absolutamente necesario plantear un nuevo escenario en la cadena de suministro, mucho más colaborativo entre los diferentes actores de la misma.

También veremos una nueva tendencia en los indicadores de gestión (KPIs) que utilizamos y se medirán cuestiones como  el consumo de energía, el nivel de emisiones de CO2, la congestión de tráfico y el cumplimiento de las normas de seguridad e higiene en el trabajo.

¿Cómo será el nuevo modelo?

El nuevo modelo integra las oportunidades de mejora y los conceptos de colaboración.

  • El Intercambio de información será el motor de la “cadena de suministro colaborativa”: información estandarizada, información sobre demanda, materiales en tránsito y almacenados, cantidades, status, etc…
  • Los almacenes compartidos serán la clave para conseguir mejoras integradas y sostenibles. Esto implicará colaboración entre fabricantes y distribuidores, picking compartido por tienda/punto de destino. Reubicación de almacenes para acortar la cadena, aumentar la flexibilidad y ajustar el inventario a la demanda.
  • La distribución urbana colaborativa limitará la cantidad de camiones dentro de la ciudad agrupando los flujos que entran en la ciudad. El elemento clave son los LDCs (Local Distribution Centres) actuando de cross-docks urbanos. El concepto implica la consolidación de los distintos flujos de entrega a domicilio con los puntos de recogida y entrega.
  • Para la distribución no urbana el principal objetivo es la optimización del transporte lo cual potenciará el uso de centros de consolidaciones regionales, similares a los LDCs pero de mayor tamaño y con stock, agrupando flujos de larga distancia y flujos locales. Los modelos de entrega a domicilio y paquetería se integran con los modelos de reaprovisionamiento a tiendas.

El factor clave para el éxito del nuevo modelo será el ser capaz de integrar servicios similares que optimicen la cadena de suministro.

Los consumidores cada vez exigen servicios más personalizados y acordes a sus necesidades por lo que esas integraciones de cadenas no pueden limitar las necesidades de los clientes.

Se deberá incluir los nuevos requisitos tecnológicos, actualización vía email o SMS, servicios Web 2.0, la influencia de las redes sociales en el comportamiento de los consumidores, etc…

Será fundamental la integración técnica de servicios, frío (2-8, 15-25 ºC), congelados, ADR, sin incumplir normativas, productos paletizados estándar con productos paletizados no estándar, etc…

Y los operadores deberán prestar servicios especializados de transporte (principalmente en carga parcial y en distribución local) con entregas cada vez más pequeñas e incluso varias veces al día, las cuales cumplan las necesidades del cliente final.

¿Y este modelo, no se aplica ya en algún sector?

El modelo descrito es aplicable principalmente al gran consumo y tiene grandes similitudes a la solución que hace décadas puso en marcha la industria de automoción cuando creó los parques de proveedores, situando en estos puntos su LDC particular y optimizando las rutas de reparto a los diferentes puntos de distribución en la fábrica.

En la actualidad hay otros sectores que están siguiendo un modelo muy similar al presentado en este artículo, por ejemplo en el sector Healthcare (Salud), algunas comunidades autónomas están planteando soluciones con plataformas de consolidación externas cercanas a las grandes ciudades, que reciben los materiales de la mayoría de sus proveedores.

Los materiales se preparan en carros para los diferentes puntos de consumo en cada una de las plantas de los hospitales, a su vez también se preparan en estas plataformas externas los pedidos para los centros de salud, atención primaria, centros de la tercera edad y de salud mental. En el caso de los hospitales se hacen incluso varias entregas al día a algunos puntos.

De esta forma se reduce a la mínima expresión el espacio de almacenaje en los diferentes puntos de destino, usando dicho espacio para ampliar los servicios a los pacientes.

De igual modo se optimizan los costes de transporte y se reducen las emisiones de CO2 y la congestión pues todas las entregas a hospitales las hace un solo vehículo.

En definitiva los nuevos retos del mercado van a generar la necesidad de re-inventar la cadena de  suministro para hacer frente a dichos retos, algunos de los cuales los provocará el comportamiento de los consumidores y otros vendrán dirigidos por la nueva legislación para reducir tanto las emisiones de CO2 como la congestión de tráfico. Todos nos hemos de preparar en nuestras compañías para hacer frente a esta nueva realidad que llegará más pronto de lo esperado.

¿Alguien piensa que la gestión de la cadena de suministro es algo estático y aburrido?

“El cambio es ley de vida.  Y quienes sólo miran al pasado o al presente seguramente se pierden el futuro.”

John F. Kennedy

 

AUTOR: Francisco Milián

Director Sectores Healthcare y Tecnología

Socio Colectivo de ADL

4 comentarios el “La Cadena de Suministro del mañana

  1. Es muy interesante ver que ya debemos hablar del presente, estoy ya es a futuro, si bien es cierto toda esta nueva cadena, implica mucha disciplina para los procesos, es importante que las personas que lo forman esten muy comprometidos, con este fin, reduccion de costos, que va con la interelacion con el cuidado del medio ambiente que es el indicador del exito de toda la nueva cadena de suministros.

  2. Me parece una exposición muy interesante y con detalles muy sencillos, pero no por ello menos importantes.

    La cadena del suministro del mañana ya es la de hoy y por supuesto los factores que le rodean son determinantes en su desarrollo y aplicación.

    Ahorro en el combustible, minorización en las emisiones de CO2 y por supuesto la minización en el número de empleados (no lo olvidemos) que es una forma de la rentabilidad del proyecto, que es ya consecuente en este no tan nuevo proyecto, ya que el suministro a domicilio o barrio ya se está dando cuando las partidas son distribuidas a grandes almacenes los cuales entregan y en ocasiones instalan al cliente final en sus domicilios.

    El futuro ya está y en nuestras empresas nos tendremos que amoldar a ello, pero el coste, no lo olvidemos es también muy alto, por lo que muchas pequeñas y medianas empresas tendrán que unirse o aliarse para poder competir.

  3. Hola Francisco, un artículo muy interesante.

    Estoy de acuerdo, entre otras muchas cosas, que el concepto “colaboración” llega a la logística.

    Me permito complemen tu extensa información con el número de Octubre de 2010 de la Harvard Business Review Magazine, con artículos tan sugerentes como:

    “la cadena de suministro transparente”
    “la cadena de suministro sostenible”
    “la empresa co-creativa”
    “no ajuste su cadena de suministro, reinvétela de principio a fin”.

    http://hbr.org/archive-toc/BR1010

    Saludos. Salva.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: